Periodismo Universitario

Lima y sus casonas al borde del colapso

Por Gerardo Martín Muñante Pacheco

No resisten más. Casonas abandonas y a punto de caerse siguen “adornando” las zonas históricas de Lima sin que cuenten con ninguna señal de restauración hasta hoy. Para José Ochoa, vocero del Indeci, esto se debe a “las barreras burocráticas y la inconsciencia de las personas por seguir viviendo bajo esta precariedad”.

Según las autoridades, una de las barreras que impedirían la restauración y, en casos extremos, la demolición de las casonas es la declaración que tienen de Monumentos Históricos, cuya responsabilidad en cuanto a los permisos está en manos del Ministerio de Cultura.

"Es como que a veces a ti te dicen por qué no derruyen esos edificios que están la plaza Dos de Mayo, Bolognesi, que se están cayendo... pero lamentablemente, la normativa dice que son Monumento Histórico, y tú no los puedes tocar hasta que el Ministerio de Cultura haga algo", dijo Ochoa.

Esta molestia de parte del Indeci no es nueva. Ya en 2013 el subgerente de Defensa Civil de la Municipalidad de Lima, Alberto Marticorena, expresaba su desagrado ante esta situación en diversos medios, señalando que es el Ministerio de Cultura la institución que interfiere en las labores de reparación o demolición de estas edificaciones por considerarlos como Patrimonio Cultural.

Por otro lado, la inconsciencia de las personas para darse cuenta que habitan inmuebles con un alto riesgo de colapso no hace más que sumar a esta precaria situación. Pese a que el municipio envía constantes notificaciones a los propietarios de estas viviendas, que en muchos casos sirven como negocios informales, para que arreglen las fallas de sus edificaciones, estas resultan ser ignoradas.

Consecuencias fatales

Según cálculos del Indeci en 2010, se informó que un sismo de magnitud 8 en la escala de Richter en Lima dejaría un saldo de 51 mil muertos, 686 mil heridos y 200 mil viviendas destruidas. Así mismo, la ciudad reportaría pérdidas monetarias de al menos 35, 5 mil millones de dólares, según estudio del mercado inglés de seguros Lloyd´s. Además, dicha entidad identificó más de 9 mil casas antiguas en un alto riesgo de colapso, siendo un 79 % del total es estas.

Esta situación no es exclusiva de las casonas limeñas. Ochoa comentó que esto también se da en las diversas provincias y localidades que Indeci visita. "Nosotros a veces hacemos negociaciones con las comunidades. Tenemos que hilar fino, porque hay sitios que incluso, en provincia, que ha pasado el huaico, se los ha llevado, se les dice: 'Señores, aquí no puedes construir de nuevo porque ya tu misma casa se lo ha llevado'… 'Salga señor, este es mi terreno, yo vuelvo'. Entonces hay un nivel de informalidad latente en las personas...", sostuvo.

La mayor cantidad de casonas en peligro de derrumbe se encuentran en el Cercado de Lima, el Rímac y el Callao. Además, logramos visitar diversos puntos de riesgo como los alrededores de la plaza Bolognesi y comprobar la fragilidad de sus inmuebles. Ya en la avenida Arica se visualizaba un segundo piso completamente destruido, pero sin ninguna señal de restauración, con un negocio funcionando en el primer piso y solo un cartel de prohibición de pegar afiches en paredes de monumentos históricos.

 

Comments

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *