#JuevesDeCriticas Club de Jóvenes Críticos

Dios Salve a la Reina

Sábado, 14 de abril del 2018. Cientos de personas se congregan en el Gran Teatro Nacional a la espera de escuchar el tributo al líder y vocalista de Queen, Freddie Mercury. Entre coros infantiles buscan al hombre enérgico que rindió una batalla en cada escenario y salió victorioso; ahora, parece estar en cada miembro del Coro Nacional de Niños del Perú (CNNP) y en los artistas en escena. Esa noche revivió una estrella. Esto es Solo Queen.

¿El artista muere completamente o es que revive cada vez que su música es tocada, escuchada y sentida? Platón decía que cuando la muerte se precipita sobre el hombre, la parte mortal se extingue; pero el principio inmortal se retira y se aleja sano y salvo. Sí... Mercury ha muerto, su parte mortal ya no existe, pero su alma no perece. El Coro Nacional de Niños del Perú se encargó de hacerla renacer.

El CNNP, dirigido por Mónica Canales, junto al líder del grupo musical Zen, Jhovan Tomasevich; la reconocida soprano Rosa Parodi; la cantante juvenil Marianelle Mezarina y la banda adolescente Danilos, rindieron homenaje a la legendaria banda de rock Queen en un espectáculo en el que los niños fueron los protagonistas. Con Flash Gordon, se inició la velada, luego siguió Radio gaga la canción que Marianelle interpretó con su potente voz. Más de uno en el auditorio se movió al ritmo de Crazy little thing called love y suspiró con Love of my life, ambas cantadas por Jhovan. Algunas lágrimas de nostalgia comenzaron a aparecer con You’re my best friend. Realmente se puede sentir la emoción de aquel concierto, con aquella energía y entrega en vivo que un formato mp3 no es capaz de transmitir. Don’t stop me now fue el cierre de la primera parte... ¡vaya cierre!

¿Esto es la vida real o solo una fantasía? El himno Bohemian Rhapsody había empezado. Se esperaba la participación dinámica del auditorio, o que haya una excelente distribución del coro, las voces fueron opacadas por los solistas, unos minutos muy placenteros que pudieron ser perfectos. Sin duda, la sorpresa de la noche fue la aparición de unos pequeños cantores dirigidos por Tomasevich, quienes ganaron al auditorio recreando la improvisación de Mercury en Wembley, seguidamente de We will rock you en que las palmas y zapateos al ritmo, acompañaron a los músicos, los cantantes, el coro y el coro de infantes en el escenario.

I want to break free y Somebody to love nos acercaban a la muerte de la noche buscando ser libres y a alguien para amar. Nos estremecemos con la explosión de todos los elementos del concierto, de los temas mejor trabajados por el coro y la banda. Para cerrar la cita con el cantante inglés, el CNNP y los artistas invitados nos recordaron que tanto ellos como nosotros Somos los campeones. Así que no nos detengan ahora, el show continúa…

Sofía Luna y Reyna León, integrantes del elenco coral, comentaron que para esta función tuvieron un mes de preparación, un arduo trabajo que implicaba sacrificio y horas de sueño. “El pertenecer al CNN nos enseñó a ser artistas y también a crecer como persona. Adquirimos valores como el compromiso, la disciplina, la sensibilidad por las artes, la responsabilidad y el trabajo en equipo, en especial este último, pues no existen rivalidades. El coro es la familia más duradera y linda que alguien puede encontrar”, relata Luna. En cuanto a la función, superó expectativas, la euforia se apoderó de los asistentes quienes disfrutaron en cada canción, divirtiéndose, cantando y sintiéndose en familia.

Por: Andrei Hidalgo, Johana Perleche, Maricielo Pérez y Andrea Cáceres

Fotografía: cortesía Gran Teatro Nacional

Lima, mayo de 2018

Comments

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *