#JuevesDeCriticas 2018 Club de Jóvenes Críticos Publicaciones

Pablo Sabat, un maestro de este tiempo

"Era un director inglés muy famoso de los años 70, era violonchelista, y una vez en un ensayo parece que algo no funcionaba bien con los cellos, y pidió el primer cello para tocar, para demostrar lo que quería, lo hizo y solucionó el problema; al final del ensayo se le acercó una señora y le dijo: ¡Ay maestro, yo sabía que usted era un gran director pero no sabía que también era músico!"

Pablo Sabat Mindreau nos cuenta esta anécdota, y muchas más, durante la entrevista que sostuvo con nosotros, los miembros del Club de Jóvenes Críticos. Queríamos conocer a la persona y al artista, y esta experiencia nos llevó más allá porque nos acercó al maestro que él es.  Esta es la primera entrega de una serie de tres que haremos a lo largo de agosto en el marco de las actividades de la Orquesta Sinfónica Nacional Juvenil Bicentenario que dirige a propósito de la serie de conciertos dedicados a Ludwig van Beethoven durante esta temporada. Conozcamos a la persona y al director.

Kenni Romero.- ¿los niveles de abstracción de un maestro  de música son  propios de un pensamiento lógico racional? ¿cómo logra concebir que eso va a sonar así? porque en la mente tiene que pre configurarse, nos imaginamos, los instrumentos y las notas que van a ingresar y además hay que conocer a cada una de las personas de la orquesta...

Pablo Sabat.- Yo pienso más en el tema de agarrar una partitura de un tema que uno no conoce, escucharla y hacer que suene igual en la cabeza no es algo tan fácil de que pase a nadie en el mundo, hay quienes se sientan y tienen que estudiar la partitura en el piano, hay otros que la leen línea por línea, otros empiezan a sumar en su mente; es una cuestión también de la mente, de la experiencia que uno ha tenido durante toda su vida, también a cuánta música ha tenido acceso. Yo por ejemplo tuve la suerte de escuchar desde niño mucha música “clásica” más que nada en disco, por suerte en mi casa había muchos discos con muy buenas grabaciones, y es algo que por ejemplo yo no veo en estudiantes de música jóvenes. Recuerdo una navidad que me habían regalado un tocadiscos pequeño, portátil, mi mamá tenía una caja con las nueve sinfonías de Beethoven, yo agarraba y empezaba a escuchar las nueve sinfonías una detrás de otra hasta que se me quedaba en la cabeza, ahora ya de grande cuando tuve la oportunidad de hacerlas, no solo escucho lo que está escrito, sino también lo asocio con lo que ya conozco, la primera sinfonía de Beethoven por ejemplo, yo la miro y digo: "sí pues, esto es lo que yo tengo en la cabeza". Hay diferentes formas de llegar a esa imagen, a esa cuestión abstracta y quizás sí es más complicado en ese sentido, es una gran diferencia con un instrumentista, porque un pianista agarra la partitura, la ve y la toca, el director no, tiene que estudiar, a mi no me gusta practicar en el piano, por ejemplo, trato de mirarla, imaginarlo, trato de escuchar todas las grabaciones posibles y no quedarme con una sola grabación metida en la cabeza. Es una cosa muy loca, esto no es como las matemáticas, esto no es 2+2 = 4, hay miles de formas de llegar a lo mismo.

CJC.- ..pero no están puestas en el texto, están seguro en la cabeza.

Pablo Sabat.- No, yo siempre digo, ¿han visto la bella durmiente? recuerdan cuando maléfica rodea el castillo con todos estos árboles y llega el príncipe con la espada y empieza a romper todo?, esa creo es la vida de un director, romper todas esas espinas a lo largo de su vida para poder llegar un día a algo, sin saber el camino, sin saber nada.

CJC.-  hay personas que dicen que los músicos son amigos entre ellos porque en un contexto social más amplio no se entienden con nosotros, solo entienden a los músicos, los músicos tienen otro lenguaje porque ellos ya escuchan la música sin verla, sin escucharla, todo en su cabeza, ¿es así?

Pablo Sabat..- Supongo que sí, pero eso no me hace diferente a nadie (risas), yo creo que mis amigos no tienen ningún problema, ninguno es músico, ninguno entiende nada pero no me importa, a veces prefiero reunirme con gente que no habla de música.

Brandon Tavara.- Pero eso de reunirse con otra gente yo me pregunto ¿cómo hace usted? porque yo lo veo en todas las obras que hay acá en el teatro, por ejemplo en “Fiesta latinoamericana” “Retablo” “Apolo” “La historia del soldado” ¿de dónde saca tiempo? digo yo (muchas risas) porque encima hay que ensayar, no solo son las presentaciones (dinos tu secreto) (risas)

Pablo Sabat..- No sé, es que llega un cierto punto en el que ya he hecho una cierta cantidad de repertorio, normalmente son obras que he hecho antes, hay ya hay un avance.

Brandon Tavara.- Bueno si, pero practicar también ocupará tiempo, yo digo ¿dormirá?

Pablo Sabat..- Si, pero a veces tengo pesadillas con la música (risas) , mi despertador si no es música, yo no pongo despertador, lo pone mi esposa, aunque mi timbre de celular si es una grabación de la sinfónica juvenil.

Brandon Tavara: Bueno, nosotros seremos críticos, y la música clásica, bueno usted dijo que es mal llamada clásica es muy difícil de entender

Pablo Sabat: Sabes por qué ¿no?, es un mal nombre porque “clásico” es un periodo en la historia de la música, desde mitad del siglo XVIII hasta inicios del XIX, tú sabes tienes periodos: renacimiento, edad media, barroco, clásico, romanticismo, es decir llamar música clásica a toda la música no tiene sentido y los demás nombres que hay también son horrendos, “música académica” “música culta” son idiotas, es idiota porque “académico” es lo más aburrido del mundo, toda la música que hay es culta, todo viene de una cultura así que no, es tener otra vez esa cosa elitista, es ridículo.

Brandon Tavara: Es muy difícil de entenderla osea nuestro trabajo es ese, entenderla para poder hablar sobre eso ¿cómo hacerlo?

Pablo Sabat: Mira, yo recuerdo que hace años a un amigo poeta le pregunté lo mismo ¿cómo se entiende la poesía? me dijo que la poesía no había que entenderla, había que leerla, dejarse llevar. ¿Hasta qué punto para disfrutar la música clásica necesitas entenderla? no lo sé, yo creo que es más sano, el sentarte a escuchar y ver si te gustó o no te gustó, a tratar de entender todo como está construido y qué sé yo, siempre hay el riesgo de que por tratar de entender la música, quien toca en el momento por qué suena así y más, te pierdes la música ¿no?, mejor es "siéntate escucha", si te gusta, pues  bestial, sino te gusta es tu propia apreciación. A veces el problema es que tu escuchas algo por primera vez y no sabes si te gusta o no te gusta, quizá por no haber entendido nada, y no quiero decir entender en el sentido de analizar auditivamente, sino que te haya llegado de alguna manera bien o mal, yo he escuchado muchas veces cosas que no me han llegado para nada entonces tengo que escucharla varias veces; ese es mi miedo por ejemplo cuando pongo obras que quizá no son muy conocidas, si las pongo es porque para mi tienen un valor importante, normalmente no pongo música que no me pueda servir a mi, o a la orquesta, o al mismo público, y me da miedo que en la primer audición el público no pueda sentirlo, por ejemplo en el programa “Latinoamericano”

Brandon Tavara: Sí, usted dijo que no todos la íbamos a entender o nos iba a gustar pero que le diéramos una oportunidad.

Pablo Sabat: Y en el ballet de Apolo, yo sabía que esa obra existía pero nunca la había oído, esa sí tuve que estudiarla, y la primera vez que la escuché me pareció tan aburrida que me quedé dormido y después con los ensayos y las sesiones me empezó a gustar más y más y es una maravilla de pieza.

Carolina Amable: Stravinsky es tan complicado, ¿fue la primera vez que hizo "El Lago" o lo había hecho antes?

Pablo Sabat: Yo había hecho la suite de La historia del soldado que es un resumen de la historia completa, la selección de algunas piezas nada más que lo hizo el mismo Stravinsky, el escogió las piezas y la publicaron como la suit, he estudiado obras de él, mas no las he dirigido nunca

Claudia Rojas: ¿Y qué recomendaciones podría dar usted para escapar de ese “me gusta” “no me gusta” sino para entender y llegar a hacer un estudio relevante?

Pablo Sabat: ¿Para qué?

Claudia Rojas: Porque creo que nos estamos formando para eso, para entender un poco más. Para poder escribir sobre eso, el Club de Jóvenes Críticos nace para que las artes escénicas tengan una representación en los medios de comunicación o en medios de internet.

Pablo Sabat: Oh que bueno. A ver yo creo que más allá de lo que dije del hecho de gustar/no gustar, yo creo que la música “clásica” sí presenta dificultades que van más allá que otras músicas, esta requiere de un tipo de compromiso, de querer escucharla, de querer conocerla, involucrarse mucho más en la obra, no es lo mismo ver Bob Esponja que ver Guernica, necesita que haya un esfuerzo intelectual mayor, lo mismo pasa con la música clásica, yo no creo que sea música para divertirse o para entretenerse, salvo algunas pocas cosas, es una música que exige la participación de quien la oye, para poder escribir bien obviamente hay que conocer bastante más, otra cosa, pienso que deberían conocer la historia de la música, la historia del compositor, cómo este se integra a su estilo determinado, qué significa dentro de un contexto histórico, para entrar a hacer análisis más carnales de repente es algo más profundo, no lo sé, tendrían que estudiar un montón de cosas de música; hay una cosa que creo es fundamental para dirigir, en realidad para cualquier músico, es el análisis de la forma, la música tiene formas, estructuras, diferentes modelos o moldes en el que se escribe la música.

CJC.- Cada obra es diferente...

Pablo Sabat.- Si, cada obra es diferente totalmente en comparación. Ustedes ven sinfonías Mozart o de Beethoven uno puede reconocer bloques estructurales en cada movimiento que son comunes en esa época; eso no haría daño pero tendría que ser en un nivel un poco superficial porque entrar más allá implicaría estudiar armonías, contrapuntos y para eso ya mejor dedíquense a la música. Pero sí creo que es necesario la historia y creo que si deben echarle un vistazo al análisis formal de la música, sería interesante. Una cosa que creo si es útil y que creo que muchos críticos han caído en eso es escuchar mucha música, conocer mucha música, el problema es que, así como hay una historia de la composición, una historia de la música, hay una historia de la interpretación también, entonces qué ha pasado, cómo se ha hecho la música durante la historia que aunque no lo crean hay diferentes formas de interpretar la música, hay cosas muy contradictorias y la época en la que estamos viviendo, desde los años 60 más o menos es una especie de época bisagra....

Edición: Andrei Hidalgo, Kenni Romero, Elizabeth Condori, Johana Perleche

La próxima semana haremos la segunda entrega de la entrevista al maestro Pablo Sabat.

Lima, 9 de julio de 2018

 

 

Comments

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *