Club de Jóvenes Críticos Uncategorized

[CLUB DE JÓVENES CRÍTICOS] Abre las alas y vuela

Vuelos de Da Vinci

¿Te has puesto a pensar qué harías si lo más loco que tuvieras en mente se vuelve realidad? O mejor aún ¿Qué harías si tu idea se vuelve inspiración para realizar cosas grandes en beneficio de la humanidad? Increíble, ¿no? Y es que imaginar es algo que todos hacemos día a día, pero volver realidad lo que imaginamos y más aún, tener la convicción de que va funcionar, es algo que pocas personas se atreven a realizar, pocas como Leonardo Da Vinci.

De esta manera, Enrique Cabrera, director de la compañía española de danza Aracaladanza, nos muestra mediante un espectáculo lleno de magia, ilusión y mucha imaginación las múltiples facetas del gran Leonardo Da Vinci. Esta puesta en escena no muestra una linealidad y nos sumerge en un mundo en el que solo la imaginación nos ayudará a entender. Esto es algo que veremos en “Vuelos, los sueños de Da Vinci”.

El inicio

Desde el inicio, la expectativa vuela con el público, el juego de luces y los elementos mostrados en el escenario captan la atención de los asistentes. La vestimenta color rojo de los bailarines se impone, mientras estos arman un muñeco y lo hacen caminar.

Los bailarines salen de escena, de inmediato aparecen con unos espejos, elemento clave, pues Leonardo Da Vinci muchas veces escribía al revés porque sus ideas podían ser catalogadas como brujería debido a la época en que se encontraba . En esta parte, los bailarines juegan con los atrezzos. Estos quedan de lado y se empieza a utilizar unos platillos que al combinarlos con las luces proyectadas nos dan la sensación del Hombre de Vitruvio, dibujo famoso sobre el estudio de las proporciones del ser humano hecho por Leonardo.

El escenario

Todo el escenario cambia, ahora el color azul sobresale, aparecen tres personas con capas del mismo color, se sientan y realizan movimientos con un objeto en sus manos, muy parecidos a un ave, hacen alusión a la esperanza de volar. Se retiran, aparecen bailarines con poliedros grandes, muestran otra faceta de Da Vinci como creador de esta figura que fue mostrada en la Divina Proporción de Luca Pacioli, matemático reconocido. Los cuerpos de los bailarines conectan finamente con estos instrumentos y juego de luces, hay una armonía en el escenario.

Ahora se recrea una de las pinturas más famosas de este personaje: La Última Cena. Se muestra una escena muy divertida, diferente, los bailarines interactúan entre ellos y juegan con los cubiertos, los platos y en un momento se soplan un polvo blanco que al final se impregna en sus rostros. Por otro lado, en el mantel se aprecia una proyección de un caballo, una de las fascinaciones de Da Vinci, ya que este consideraba que el caballo era uno de los animales más difíciles de dibujar. Esto se ve representado en un momento de la función en la que se proyectan figuras de caballo mientras los bailarines utilizan vestuario muy parecido a la forma de este animal.

Termina el espectáculo

Música seductora e indescifrable acompaña a los bailarines durante el espectáculo. En cada extracto nos mantienen atentos respecto a qué vamos a ver. Asimismo, aparecen bailarines con alas, muy similares a la forma de la máquina voladora que construyó Da Vinci. La coreografía, los movimientos, la conexión entre los bailarines es única, una vez más se muestra el deseo de Da Vinci por hacer volar al ser humano. Más allá de eso, la ilusión y la magia que se transmite hace que el público mantenga la mirada fija. Y es así como el espectáculo acaba.

Una puesta en escena que no pretende mostrar una historia ni personajes, sino que a través de imágenes acompañadas de danza contemporánea busca transmitir parte del mundo de Da Vinci. Espectáculo que puede tener sentido para unos y para otros no, pero lo que sí deja en cada uno es la sensación de querer volver a verlo y en el mejor de los casos, volver a creer en los sueños.

Texto: Valeria Alexandra Mantilla Carranza. valeria.mantilla@unmsm.edu.pe

Fotografía: Cortesía de Aracaladanza

@MediaLabUNMSM

-------------------------------

El Club de Jóvenes Críticos es un programa que trabaja en conjunto el enfoque de Educación del Área de Públicos y @MediaLabUNMSM. Estudiantes de Comunicación Social se entrenan en la crítica de artes escénicas a partir de la investigación, observación de procesos creativos y entrevistas con artistas y elencos que se presentan en el @Gran Teatro Nacional.

Comments

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.